La guarida del Fabricante de Ceniza

Segunda página

Día nuevo, página nueva. Que sigáis disfrutando del capítulo 😀

La abuela se encargaba únicamente de limpiarla una o dos veces al mes.

Pasaba horas encerrado en el despacho que había junto al portón grana. Mientras ella repasaba todas las estancias de las tres plantas, yo leía cuentos infantiles y, a escondidas, me iniciaba en el mundo del terror  con un viejo libro de las Narraciones extraordinarias de Edgar Allan Poe. En una ocasión, leyendo la descripción del personaje alto y delgado que parecía un cadáver ensangrentado en el relato La máscara de la muerte roja, escuché unos golpes. Martillazos acompañados de algo que arañaba al yeso. Quise ignorarlos, hasta que se hicieron tan fuertes que los cristales de las vitrinas de las librerías temblaron.

Pum, pum, flisshh. Pum, pum, flish. Venían del piso de arriba.

—¿Abuela? —susurré subiendo por los avejentados peldaños de madera de la escalera principal. Tenía que ser ella, pero, ¿por qué daba aquellos golpes? De las reparaciones, si las había, se encargaba el abuelo.

El pasillo de la primera planta era interminable, con paredes infectadas de oscuras bocas de madera rectangulares con un diente de oro que llevaban a cuartos aún más siniestros. Me sentía como una polilla dentro de un armario lleno de naftalina.

Anuncios
Esta entrada se publicó el 27 septiembre 2011 en 9:30 y se archivó dentro de Crónicas del Caído, Resurrección. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: